El Periódico de la Psicología

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los perversos narcisistas "juegan con las personas". Las tratan como si fuesen simples "objetos", "cosas" de las que pueden servirse a su antojo.

Para ellos el dolor y el sufrimiento de los demás no cuenta, o mejor dicho, si cuenta, pero en negativo. Si alguien sufre por ellos, entonces sienten que le importan a alguien, que existen para alguien. Pero sólo lo pueden entender así porque, al contrario, si alguien les demuestra que les quiere, se sienten en peligro, porque podrían dejar de quererles y podrían abandonarle.

Tienen pánico a ser abandonados y para que esto no suceda se valen de todo tipo de seducciones, para "enganchar" a sus víctimas. Y cuando intuyen que su víctima podría empezar a poner distancia, a despegarse, para acabar dejándolas, entonces se hacen la victimas para ablandarla, pero cuando la víctima se ablanda, vuelven a la carga con todo su poderío, Y sólo cuando pueden sustituir a una víctima por otra, dejan a la anterior.

Esta es exactamente la historia de una persona, amiga mía, que, como muchas otras víctimas de perversos narcisistas, ha estado viviendo una "pesadilla", sin ser consciente de lo que le esperaba.

Tanto los perversos narcisistas, como las víctimas, pueden pertenecer a cualquier categoría. La perversión y todo lo que se juega en torno a ella, no distingue de sexos, ni edades, ni condiciones sociales. Donde aya una relación humana, sea del tipo que sea, puede haber una relación perversa narcisista.

Pero quizás es necesario aclarar que cualquiera de nosotros puede verse identificado con alguno de los mecanismos propios de un funcionamiento perverso narcisista, sin que esto signifique que seamos perversos narcisista.

Una forma de explicar la diferencia entre lo "normal" y lo "patológico" es precisamente ésta: las personas que se reconocen en muchos aspectos de las distintas patologías que existen, pero que los padecen de forma moderada, pueden considerarse normales, pero cuando alguno de esos aspectos de las patologías está presente de una forma más constantes y en una mayor proporción, ahí seguramente estamos en presencia de una patología. Dicho de otra manera, ser "normal" sería tener "un poco" de todo, pero nada en una gran proporción. 

Todos a veces culpamos a los demás de lo que no nos va bien o nos enfadamos con ellos, pero si no somos perversos, acabaremos pidiendo disculpas, porque está convencido, que la culpa siempre es de los otros.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Al pedirles que hablen y divaguen, Freud hace otro hallazgo: fuertes reacciones de sus pacientes (mutismos, justificaciones, exhibiciones) que se dirigen directamente hacia él como analista. ¿Cómo se forman esas diversas imágenes del terapeuta, ya como padre, ya como seductor, tirano, o ausente? La respuesta de Freud es que el paciente transfiere al analista, en su resistencia a la acción de éste, los factores más profundos del conflicto personal. Si el inconsciente es ese sector vedado y censurado del psiquismo, la transferencia permite dar cauce a su lucha por expresarse y a la vez desnuda el modo en que esos recuerdos, impulsos o fantasías dolorosas se resguardan o se reprimen.

Todo aquello que está reprimido en el inconsciente no es, sin embargo, caótico. Esta zona de la psique posee leyes específicas que Freud expondría en su obra maestra La interpretación de los sueños (1900). Allí propuso la primera formulación de esas leyes dentro de una teoría completa del aparato psíquico con sus tres instancias: consciente, preconsciente e inconsciente. Además, se trata de una teoría construida más allá de distinciones clásicas entre lo normal y lo patológico, distinciones que Freud cuestionaría radicalmente.

Todos soñamos y por ello son los sueños la vida regia de acceso al inconsciente. Bajo su contenido manifiesto, absurdo y desordenado, se esconde un oscuro y complejo argumento, donde el deseo reprimido se disfraza hasta hacerse irreconocible, mediante diversos procedimientos, que reciben el nombre de condensación, desplazamiento o simbolización. Freud y sus discípulos trabajaron sobre una misma hipótesis: la censura del deseo se ejerce incluso en el sueño y los productos rechazados por esa censura se encuentran en estado de represión. De allí la celebre conclusión: el sueño es la realización disfrazada de un deseo reprimido. Desde entonces, el relato de la actividad onírica pasará a ser un material de trabajo privilegiado en el tratamiento psicoanalítico. Teoría Psicoanalítica II.

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El trastorn obsessiu compulsiu és un gran desconegut. Sovint s'associa a persones que tenen "manies" però que, en realitat, són els rituals que els afectats han de fer per calmar l'ansietat. Hi ha diferents graus de TOC i, en els casos més greus, arriba a ser incapacitant. Els que el pateixen tenen pensaments intrusius, que no desitgen, que els generen malestar, dubtes, pors... això els causa ansietat i desenvolupen accions per superar-lo. Per exemple, qui té fòbia a la brutícia necessita netejar de manera compulsiva i a cada moment. Judit Montserrat fa més de 10 anys que viu amb aquest bitxet a dins, com ella diu. Durant un temps la va ensorrar, però ara el té sota control. Se n'ha sortit i ha publicat un llibre per ajudar altres persones amb aquest trastorn. Es calcula que aquest trastorn afecta un 3% de la població.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un Buen día para Recordar sus tres Declaraciones Sentimentales:

- Nada es para siempre en este Mundo, no siquiera nuestros Poblemas

- Me gusta caminar en la lluvia, porque nadie puede ver mis lágrimas.

- El día más desperdiciado en la vida es el día en el cual no nos hemos reído.

"La VIDA es para Disfrutar con lo que tienes, sigue sonriendo..."

Si estás ESTRESADO, date un respiro.

Disfruta del helado, los Chocolates, Dulces, Pasteles...

¡Disfrútalos...!

Y guarda estas palabras.

Un buen AMIGO ¡es igual a una buena MEDICINA!. De la misma manera, un buen grupo de amigos, es igual a una ¡FARMACIA COMPLETA!

Los seis mejores médicos del mundo son:

1. La luz del Sol.

2. El descanso.

3. El ejercicio.

4. La dieta.

5. Autoestima 

6. Los Amigos.

¡Mantenlos en todas las etapas de tu Vida y disfrutarás de una vida saludable...!

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

41HZXJs3fjL. SX311 BO1204203200 Este fin de semana podras conocer, gracias a Catalunya Radio, un poco más del Trastorno Obsesivo Compulsivo visto por Judit Montserrat, autora de EL TOC Y YO UNIDOS DE LA MANO (Miret Editorial).

En breve os diremos el horario.

Judit es una chica que, a los 21 años descubre que tiene un trastorno conocido como TOC. ¿Qué es eso?, ¿estoy enferma?, ¿se cura?, ¿qué debo hacer?... En "El Toc y yo unidos de la mano" nos muestra todo lo que ella y su familia han vivido en ese camino que, se les abrió al conocer la noticia. Vemos sus dudas, sus miedos... pero también vemos como su valentía le hace avanzar, paso a paso, guiada por profesionales y respaldada por su familia. Judit nos muestra que podemos vivir cogidos de la mano con el Toc. Y como ella dice: " Si yo he podido, tú puedes"

Puedes encontrar su libro en Amazon

Página 1 de 50

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2019 Miret Editorial