El Periódico de la Psicología

Causa Efecto "Post". Confesión de sobrevivir un trastorno mental o adición. Elisenda Tuneu Tarres

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 ¿Que pasa cuando uno "sale del armario" de la salud mental. Lo estoy averiguando, pero, tengo unas primeras sensaciones, intuiciones que creo pueden ser bastantes certeras.

en la infancia se define la salud mental.jpg

 

Ustedes o la mayoría de ustedes (los no locos, los no adictos), sin generalizaciones "a sabiendas" que las carga el diablo, se van a quedar con la parte del discurso que les sea útil o más les interese, lógico por otra parte. Con esto, me refiero exactamente a que muchos de ustedes no van a hacer una lectura aparejada de un poco de auto crítica sino más bien a intentar leer entre líneas cómo mis "disfuncionalidades" han podido afectar/contaminar sus relaciones conmigo. Clarificando o sintetizando más. les van relacionadas con el estado en el que yo me encontraba mientras interactuaba con vos. Más breve y directo todavía: ¿Cuando Elisenda hablaba conmigo, jugaba al pádel conmigo, salía conmigo, paseaba a la perra (sin mí) estaba drogada o/y en crisis, o no? 

Hacer públicas mis debilidades (fortalezas según se mire) no implica ni que yo busque eximirme de mis responsabilidades ni que ustedes tengan que culpar a las mismas, de todos mis comportamientos y pensar que de "gente así" poco se puede esperar. Las personas somos mucho más que un trastorno de la conducta alimentaria, un trastorno límite de la personalidad, una depresión o una adicción. Como dice una amiga, los trastornos no van sobre alimentos, rasgos positivos o negativos, sustancias o conductas sino sobre sentimientos. En gran parte, porque lo que más nos condiciona, no es lo que tenemos o dejamos de tener sino la forma en como con las herramientas que nos han dado hemos podido enlazarnos con el contexto o ambiente vital en dónde hemos crecido y nos hemos desarrollado.

También soy plenamente consciente que interesa muchísimo más lo sórdido y morboso que conlleva la adicción que los entresijos del trastorno mental. En mi penúltimo ingreso en agudos, un internamiento suplicado pues me sentía totalmente desbordada emocionalmente y en el que tuve una de las crisis de disociación más fuertes que recuerdo, el auxiliar de enfermería no me preguntó sobre el diagnostico de TLP hecho en Sant Pau, ni sobre el motivo de mis 15 Kgs demás eran consecuencia de mi relación tóxica desde niña con la comida; aunque si que me hizo un interrogatorio sobre si era verdad que la cocaína ponía muy cachondas a las mujeres, volviéndolas "locas" cediendo a orgías y bacanales, mientras me intentaba colar si yo sabía si fulanito o menganito consumían o no; el no había probado nada, repetía sin cesar, pero tenía muchas sospechas de gente que sí. En resumen, "las tales pascuales" eran chicas que le habían mandado a usar sus extremidades superiores (no sé si es zurdo o diestro) para satisfacer "su fuego" pero como su mente calenturienta no aceptaba el rechazo aun las soñaba en festivales eróticos festivos.

Tranquilos, no voy a dar nombres en la narración de mis vivencias de personas que padecen un trastorno mental o una adicción, a menos que me den su consentimiento, la imaginación tiene un poder inescrutable, muchos de ustedes a lo mejor tiran de ella, están en pleno derecho, por ahora, imaginar no tiene límites ni líneas rojas, así que aprovechemos...Sólo decirles que este mundo se puede resumir con el título de un libro de mi querida Etxebarría: "Lo verdadero es un momento de lo falso".

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2019 Miret Editorial