0

El Periódico de la Psicología

¿Crisis?

Las crisis son etapas de aprendizaje, conocimiento y realismo por las que todos pasamos.

Recientemente mantenía una conversación con la psiquiatra de nuestro centro.

Yo le comentaba del gran número de personas que en los últimos tiempos están pidiéndonos ayuda en sus procesos de angustia y de sufrimiento.

La psiquiatra me decía que que está pasando y que hoy es una realidad. Cada vez parece ser que estamos más confusos, incluso, perdidos. El ser humano está pasando por momentos difíciles. La sociedad tiene menos aguante y parece ser que menos recursos para afrontar las situaciones. Ambos coincidimos que el ser humano tiene cada vez más miedo a la soledad, al abandono, al sufrimiento, a las situaciones incómodas, y observamos que rápidamente nos consulta ante su aparente situación de crisis.

Hoy en día, se pide rápidamente psicoterapia y medicación, ante la falsa creencia de “por mí mismo no puedo”.

Recuerdo que hace años, una compañera de trabajo me comentaba que la sociedad pagaría por ser escuchada.

A veces, cuando nos llegan informaciones de que en un futuro, ya presente, las máquinas - “robots”, nos sustituirán en muchos de los trabajos que actualmente ocupa el ser humano. ¿Cierto? Seguro que sí, pero el alma del ser humano es irremplazable.

No me puedo imaginar; consultas y despachos de robots esperando a que llegue su cliente, se conecte y la persona comience a hablar con la única certeza de que el robot le está escuchando y que atentamente aguardará pacientemente a que acabe.

Vivimos en un mundo deshumanizado.

Quizás un camino pueda ser que desde que somos pequeños nos enseñen a estar solos, a no depender, a no esperar sólo el reconocimiento y la aceptación de los demás. A ser valorados por nuestro Ser y no por nuestro tener: éxitos profesionales, títulos académicos, casas, coches, dinero... (Ser o tener. Erich Fromm) A ser felices por nosotros mismos. A comprender que llegamos a la vida con todos los recursos necesarios para ser “felices” y vivir plenamente. A vivir la vida y no sólo para atesorar.

Creo que la felicidad es una elección de vida y que está en nuestras manos continuar serenamente por la senda de la “normalidad”. Que no puede ser otra que vivir una vida con nosotros mismos.

Si desde el inicio nos contaran que
en la infancia se define la salud
mental de un adulto…
Entonces tra
taríamos con más amor
el alma de
los niños.

La insatisfacción nos llega desde el seno de nuestras familias, de nuestros colegios, de nuestro entorno, donde el único objetivo es la permanente lucha por aprender a ganar dinero, a buscar el éxito profesional, el reconocimiento y la valoración de los demás. La importancia del “qué dirán”. Y especialmente, a cumplir las expectativas que para nosotros tienen nuestros padres…

Pero… ¿y si no lo conseguimos? ¿Si no obtenemos el premio que esta sociedad busca desesperadamente? Entonces, ¿somos unos fracasados? ¿Inevitablemente estamos condenados a la infelicidad? ¿Ya no nos van a querer? ¿Ya no nos van a valorar?

Recientemente un niño me decía: intento estudiar mucho y ser el mejor para que mis papás me quieran. Pero, a mí no me gusta estudiar, no puedo concentrarme, no entiendo lo que los profesores me explican… Mis amigos de clase se burlan de mí. Cada vez me siento “más inútil”, me quedan pocas ganas…

A lo largo de la historia de nuestra civilización, y en diferentes períodos, la humanidad ha buscado la igualdad de oportunidades. Y aunque hemos mejorado, aún hay muchos jóvenes que no pueden seguir sus estudios por falta de dinero.

Podemos decir que la desigualdad hoy radica también en lo intelectual. Quizás ¿porque en sus casas, sus colegios y su entorno no han sabido sacar lo mejor de ellos?

En fin, seamos honestos y apelemos a la “compasión”.

Nada más real que recordar que todos nosotros moriremos algún día y que lo único que quedará, será nuestro amor y lo que en vida supimos dar a los demás.

Comprendámonos, seamos sinceros y dejemos nuestros falsos disfraces para “agradar a los demás”.

Comencemos hoy.

Da igual la edad, sexo y condición, al final lo único verdaderamente importante es que seamos auténticos y fieles con nosotros mismos.

Suscripciones

¿Quieres estar al dia de nuestras publicaciones? Envíanos tus datos y te mantendremos al corriente.

Publicidad

Destacamos

0.0

10,00 €

  • Autora: May González Marqués
  • Idioma: Castellano
  • Formato: ePUB
  • ISBN:

Vista rápida
0.0

3,00 €

  • Autor: Enrique Fons Simó
  • Idioma: Castellano
  • Formato: ePUB
  • ISBN:

Vista rápida
5.0

9,80 €

  • Autor: Christian Felber
  • Idioma: Catalán
  • Formato: ePUB
  • ISBN:

Vista rápida
0.0

6,00 €

  • Autor: Helios Edgardo Quintas Diaz
  • Idioma: Castellano
  • Formato: ePUB
  • ISBN:

Vista rápida

RRS

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2018 Miret Editorial