El Periódico de la Psicología

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

Sergio Arques, psiquiatra, señala que la cuarentena por el Covid-19 es un buen momento para hacerlo.

Las familias tienen la obligación de cubrir las necesidades emocionales de los hijos en cada etapa de su desarrollo. La adolescencia, implica un momento clave en el que los padres deben invitar a sus hijos a confiar en ellos hasta que estén emocionalmente listos para depender de sí mismos. Aun siendo una labor complicada, estos momentos tan peculiares de confinamiento pueden ser propicios para empezar a labrarse dicho vínculo.

Tal como explica Sergio Arques, psiquiatra; "en el mundo occidental, nuestro modo de vida frenético es estresante y fomenta la independencia del adolescente, quien suele movilizar su dependencia emocional hacia fuera del ámbito familiar, bien en el barrio con amigos o bien en las nuevas tecnologías, renunciando a la guía emocional de los padres, algo que a la larga puede originar resultados desastrosos".

Lo que está claro es que no es adecuado para un adolescente alejarse emocionalmente de sus padres ni tampoco que estos lo permitan, pues sería una clara señal de una relación dañada. "Un hijo adolescente te necesita emocionalmente, comenta el especialista-, y se debe sacar el lado positivo de una cuarentena que nos puede volver a dar la oportunidad de conectar emocionalmente con él", y "además, comunicarnos con nuestros hijos es importante tanto para ellos como para nosotros, evitando ese aislamiento particular en su habitación dentro del confinamiento social al que nos vemos sometidos.

Hay que darse cuenta que, aunque el hijo solo quiera proclamar su independencia, la realidad es que necesita emocionalmente a sus padres como algo "vital". Sólo dentro de una buena comunicación es posible una relación de ayuda mutua, y es cuando realmente se podrá ejercer una verdadera acción educativa. "Lo primero es darse cuenta de que, aunque el joven quiera ser independiente para mostrar su identidad personal, no significa que no pueda o quiera estar en contacto con sus progenitores", afirma el especialista.

Sin embargo antes de emprender esta "batalla" emocional, los progenitores deben prepararse, y para ello, deben tener claro los objetivos principales y que es lo que quieren conseguir con los adolescentes, por ejemplo, fomentar la seguridad en sí mismos; valorar sus avances y logros; manifestar la aceptación y cariño familiar, crear expectativas ajustadas a sus capacidades; enseñar el auto-control estableciendo límites y normas factibles o ayudarles a madurar asumiendo el riesgo de que los hijos se deben equivocar para aprender, subraya el profesional.

Una vez que los padres tengan claro sus objetivos, comienza el camino de intentar conectar con el adolescente. Para ello, el doctor Arques hace especial hincapié en la actitud parental en dos aspectos, "lo primero es saber que cuando el adolescente esté irritable, los padres no deben tomárselo como algo personal, y deben mantener la calma; en segundo lugar, es muy recomendable tratar de ser pro-activos la mayor parte del tiempo y evitar tener respuestas reactivas, ya que estas nos van a alejar de nuestro hijo".

La comunicación provechosa se consigue con madres y padres con respuestas proactivas basadas en la escucha activa, el refuerzo positivo y la negociación. "Por el contrario, -afirma el doctor Arques-, los padres reactivos no logran establecer canales de comunicación útiles, ya que no suelen escuchar y sermonean; priorizan lo que quieren decir a lo que el adolescente les quiere decir e invalidan las emociones.

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha mostrado en un briefing informativo sobre la situación de la pandemia de coronavirus, su admiración por el modelo español para combatir el Covid-19. No solo por la medidas de salud Pública que se han tomado, sino por la actitud de sus ciudadanos. Tal es así que el consejero Senior para Covid-19 del director general de la OMS, Bruce Aylward, ha afirmado que "España es la muestra más extraordinaria de colaboración popular para combatir el virus. Ellos han entendido que quedarse en casa reduce la carga del sistema sanitario. He visto una tremenda unidad en la población"

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

He reflexionado mucho intentando darle sentido a estos días. Porque algún sentido tendría que tener esta absurda situación que nos hemos visto obligados a vivir.

Imaginaros que el virus pudiera hablar e imaginaros que diría a través de una carta si pudiera hacerlo.

Estas son las palabras que he conseguido plasmar sobre un papel:

Hola, soy el COVID-19, Muchos de vosotros me conocéis simplemente por CORONAVIRUS, y si, soy yo. Perdonar el poco pre-aviso, pero no he podido avisar de cuando llegaba o de que forma me presentaría delante vuestro.

¿Por qué estoy aquí? Bien, digamos que estoy aquí porque estaba cansado de ver como os agredís en lugar de ayudaros.

Estaca cansado de ver como continuamente os destruis con vuestras propias manos.

Cansado de como os habláis los unos a los otros

Cansado de vuestros abusos

De vuestra violencia

Cansado de las guerras

Cansado de como destruis vuestro planeta

De vuestros conflictos interpersonales y de vuestros prejuicios

Cansado de vuestra envidia social

De vuestra hipocresía y de vuestro egoísmo

Cansado del poco tiempo que os dedicáis a vosotros mismos y a vuestras familias.

Estaba cansado de la poca atención que reserváis a vuestros propios hijos

Cansado de vuestra superficialidad.

Estaba cansado de la importancia que a menudo dais a las cosas superfluas a costa de aquellas realmente esenciales.

Estaba cansado de vuestra continua y obsesiva búsqueda del vestido más bonito o del último modelo de smartphone o del coche mas bonito, nada más que para parecer realizados

Estaba cansado de veros discutir y pelearos por motivos banales

Estaba cansado de las continuas peleas de los que gobiernan y de las decisiones equivocadas que a menudo realizan aquellos que os tendrían que representar

Estaba cansado de ver gente  que se insultan y matan por un partido de fútbol

Lo sé, soy duro con vosotros, quizás demasiado. pero no tengo consideración por nadie. soy un virus

Mi acción os costará vidas. pero quiero que entendáis de una vez por todas que tenéis que cambiar de rumbo, por vuestro bien

El mensaje que quiero dar es simple:

He querido evidenciar todos los limites de la sociedad en la que vivís para que podáis eliminarlos. 

He querido pararlo todo para que entendáis que lo único verdaderamente importante, a lo que debéis dedicar todas vuestras energías de ahora en adelante, es simplemente una:

LA VIDA

LA VUESTRA Y LA DE VUESTROS HIJOS

Y todo aquello que sea realmente necesario; protegerla, mimarla y compartirla

Os he querido lo más recluidos  y aislados posible

Lejos de vuestros padres; parejas, hijos, nietos, para que entendáis lo importante de un abrazo, el contacto humano, el dialogo, un apretón de manos, una cena entre amigos, un paseo por el centro, una comida en cualquier local o correr por el parque al aire libre

De estos gestos a de re-comenzar todo

Sois todos iguales, no hagáis distinciones entre vosotros

Yo he demostrado  que las distancias no existen

He recorrido kilómetros en muy poco tiempo sin que os hayáis dado cuenta

Yo estoy aquí de paso, pero este sentido de proximidad y colaboración que he creado entre vosotros en poquísimo tiempo tiene que durar eternamente

Vivir vuestras vidas lo mas sencillamente posible

Caminar, respirar profundamente, haced el bien, porque el bien os volverá siempre con intereses. Disfrutar de la naturaleza. haced lo que os guste y satisfaga. Crear las condiciones para no tener que depender de nada.

Cuando lo  celebréis, yo me habré ido, pero recordar no intentéis ser mejor personas por lo que pueda pasar...

ADIÓS

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ante la aparición de un brote epidémico de una enfermedad infecciosa como el CORONAVIRUS o también conocido como COVID-19, las autoridades sanitarias y gubernamentales deben tomar medidas que limiten al máximo la propagación de la enfermedad y preocuparse por todos los aspectos derivados de esta pandemia que puede afectar distintas áreas de la salud. Esta hoja informativa proporciona información acerca de cómo nos puede afectar en nuestra salud mental el miedo al contagio a otros, el distanciamiento social, la cuarentena y el aislamiento que eventualmente podemos vivir tanto nosotros como nuestros familiares durante estos días. Intentamos describir sentimientos y pensamientos que pueden aparecer en las situaciones referidas, así como hacemos sugerencias para tener una conducta saludable mientras vivamos estas medidas de salud pública.

Aunque cada uno reaccionamos de modo distinto a situaciones estresantes, una epidemia infecciosa como la que padecemos implica el distanciamiento social, la cuarentena y el aislamiento, por lo que las personas pueden experimentar ANSIEDAD, PREOCUPACIÓN O MIEDO en relación a:

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los alimentos que comemos pueden afectar a nuestro estado emocional de diversas formas, y viceversa. Esto es de sobras conocido por todos, al menos de forma inconsciente, ya que observamos que el hambre provoca mal humor en personas, o que éstas utilizan la comida para animarse. Dicha conexión entre alimentos y estado anímico se ve cada vez más respaldada por los datos científicos, lo que sugiere que muchos de nosotros elegimos de forma inconsciente ciertos alimentos por los efectos que ejercerán sobre nuestro estado anímico y nuestras emociones.

Los alimentos influyen sobre el estado anímico de forma directa, a través de su efecto sobre el azúcar en la sangre. El estado anímico de muchas personas decae cuando su concentración de azúcar en sangre desciende. También es importante el tipo de alimento que se come. Existen indicios cada vez más fundados de que la ingestión de alimentos ricos en hidratos de carbono pero con pocas proteínas-como los dulces y el chocolate- levantan el ánimo y aumentan la tranquilidad y la somnolencia. Se cree que, siempre que no haya demasiadas proteínas, la insulina que se libera al ingerir hidratos de carbono desencadena un aumento de la cantidad presente en el encéfalo del neurotransmisor calmante llamado serotonina. Es más probable que provoquen este efecto los alimentos con hidratos de carbono que contienen triptófano, el precursor de la serotonina, que los pocos alimentos que contienen serotonica en sí. El estado de anímico y las emociones pueden resultar también afectados por el déficit de ciertos nutrientes, como es el caso del hierro, cuya carencia puede provocarnos una depresión. La sensibilidad de cada individuo a ciertos provoca alteraciones del comportamiento y del estado anímico, como la hiperactividad.

Puede mejorar su equilibrio emocional si observa cómo afecta lo que come a su estado anímico, y viceversa.

Limite la alimentación "reconfortante" a los hidratos de carbono sin refinar y con pocas grasas. De otro modo, correrá el riesgo de adquirir sobrepeso, lo que afecta a la salud del corazón.

Si su estado anímico experimenta un bajón tras las comidas, estabilice, estabilice la concentración de azúcar en la sangre; reparta los alimentos en cinco o seis comidas ligeras al día, en lugar de realizar dos o tres comidas fuertes.

En un estado anímico bajo, intranquilidad, nerviosismo y trastorno del sueño, es posible aliviar muchos de estos síntomas, que normalmente se considera que son "psicológicos", si ingiere una gran cantidad de hierro, vitamina B1, B2, B6, vitamina C, magnesio y cinc, y si se mantiene estable la concentración de azúcar en la sangre.

El hígado, el germen de trigo, las verduras, los guisantes, el marisco, el pescado azul, los frutos secos y las semillas son ricos en estos nutrientes relacionados con el estado de anímico y emocional. Intente comer más cantidad de estos alimentos cuando esté sometido a tensiones.

El plátano contiene serotonina y es una forma más nutritiva de levantar el ánimo que la repostería o los bollos azucarados. Se ha demostrado que la ingestión de uno o dos plátanos aumenta la tasa de serotonina.

La avena es utilizada por los herboristas como "reconstituyente para los nervios", aunque se desconoce el porqué de sus propiedades.

La lechuga, el apio y el espárrago se suelen comer para obtener un efecto sedante. Se ha encontrado una sustancia sedante en el apio y una soporífera en la lechuga.

Los hidratos de carbono sin refinar; sobre todo la avena y la cebada, las legumbres, las frutas y las verduras son ricos en fibras soluble y contribuyen a estabilizar el azúcar en la sangre

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La psiconeuroinmunología investiga la relación entre el estado psíquico y la capacidad física de autodefensa que tiene el organismo; diríamos que es una forma científica de evaluar aquella máxima griega de mens sana in corpore sano. lo que a grandes rasgos nos viene a decir es que una actitud optimista, el buen humor y el deseo de curarse, son importantes para mantener una inmunidad en perfecto estado. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, la enfermedad es una obligación del cuerpo para hacer un alto en el camino y replantearnos ciertos hábitos o procesos de nuestra vida cotidiana. ¿Quién no ha sufrido un proceso febril precisamente en el proceso más inoportuno, cuando está ocupado al máximo con su trabajo, o se encuentra en un estado depresivo que aparece acabar de enmarañar la situación? En estos casos, el optimismo y una opción vital y animosa ante la vida son parte esencial de la curación y, por el contrario, la falta de ilusión y perspectiva vitales, son factores que contribuyen a alargar los procesos de enfermedad.Ejemplos extremos serían el sida o el cáncer, en los que la actitud frente al diagnóstico, sentido como una especie de sentencia de muerte, frecuentemente contribuyen al avance de la enfermedad. No obstante, esta medida es válida tanto para enfermedades graves, como para una simple gripe invernal. También contribuye a debilitar el sistema inmunitario el comportamiento hipocondríaco, o sea, el de quienes viven aterrados con el simple hecho de estar enfermos; estas personas, con frecuencia, confunden un resfriado con el inicio de una grave enfermedad, o bien, cualquier molestia producto de un elevado tono nerviosos, con un cáncer.... Bastaría una buena información para ayudar a estas personas tan hipersensibles.

Los suplementos o remedios naturales pueden ser un buen complemento para reforzar el sistema inmunitario, aunque deberían ser prescritos por un profesional, sin caer en la falacia de pensar que sólo con ellos podemos mantener altas nuestras defensas. Recordemos que sólo son medicamentos y que sólo pueden ayudar si llevamos una vida ordenada y saludables.

El Periódico de la psicologia

qwerty

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Sobre Miret Editorial

Editorial especializada en textos de ensayo, psicología, pensamiento, relaciones humanas y conocimiento.

Carrer Calabria 209, 08029 Barcelona
Telf: (+34) 675 763 503

© 2010 - 2020 Miret Editorial